¿Qué son los Estilos Parentales?

Denominamos Estilos Parentales o Estilos de Crianza a los diferentes tipos de categorías donde se puede clasificar el tipo de enseñanza de cada progenitor. Esto se evalúa de una manera global y nos permite conocer cómo actúa cada padre o madre ante los cuidados de los hijos y que tipo de disciplina y afectos aplica.

Según los Estilos Parentales, hay diferentes formas de educar a los niños y esto hará que el comportamiento de estos varíe, dependiendo del tipo de crianza empleado. Es cierto, que en ocasiones, el Estilo de Crianza que presente cada padre o madre puede estar relacionado con el tipo de crianza que tuvieron en la infancia. No obstante debemos saber que esto es algo que puede modificarse si uno quiere, por lo que podrá elegirse en función de las necesidades que tengamos y de los valores que queramos transmitir a los hijos.

💡 Los principales Estilos Parentales son los siguientes:

1. Estilo Autoritario o Rígido: Este estilo parental, está caracterizado por respuestas de exigencias y castigos hacia los hijos frente a respuestas de cariño, afecto y cuidado. Los niños hijos de padres con un estilo Autoritario o Rígido suelen recibir altas exigencias y demandas por parte de los padres junto con bajas recompensas sobre los logros obtenidos. Este tipo de crianza a largo plazo produce baja autoestima en los menores junto con una percepción de baja eficacia personal.

2. Estilo Permisivo: Cuando hacemos referencia a un Estilo Parental de tipo Permisivo, estamos hablando de respuestas de excesiva complacencia hacia los hijos proyectando un bajo nivel de exigencia hacia estos. Para este tipo de padres, el cumplimiento de las normas no es algo primordial, por lo que suelen tener dificultades para que los hijos tengan buen comportamiento. Los premios y refuerzos se dispensarán de manera indiscriminada, por lo que estos menores suelen desarrollar una baja tolerancia a la frustración junto con una percepción de cuidado negligente.

3. Estilo Democrático o Inductivo: Este sería definido como el estilo que se sitúa en medio de los dos extremos anteriores. Los padres que presentan un Estilo Educativo de tipo Inductivo, combinan perfectamente las respuestas de exigencias y castigos de aquellas que requieren afecto y cariño. Además dicho estilo parental permite que el niño/a aprenda a discriminar entre aquellas situaciones en las que se requiere seriedad y cumplimiento de normas, de aquellas que requieren elogios y premios. Los hijos de padres con Estilo Educativo Democrático crecen con un sentimiento de seguridad que les dota de una buena autoestima y estabilidad emocional. Estos menores conocen cuándo van a ser premiados y cuando no, por lo que consideran que los padres actuarán según su comportamiento y no en función del estado emocional que estos tengan ese día concreto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *