Mal comportamiento en niños ¿a que se debe ésto?

 

banco-de-tiempo-fuera_thumb

En numerosas ocasiones los niños manifiestan un mal comportamiento, que podemos observar a través de signos tales como: irritabilidad, peleas, agresividad, malas contestaciones, etc. Los primeros comentarios nos llegan a través de educadores y/o profesores, debido a que son los que conviven con ellos la mayor parte del día, funcionando a modo de alerta para que los padres y familiares podamos actuar.

Es muy probable que las llamadas de atención lleguen por parte del director/a del centro escolar o de su tutor/a avisando de que el niño/a tiene una mala conducta. Otras veces, éstas llamadas vienen a través de los niños que forman parte del grupo de iguales. Éstos presencian mediante el juego cómo dicho niño/a no se comporta del todo bien. Algunas de las frases que suelen usar para describir estos comportamientos inadecuados son las siguientes: ” Miguel es un bruto, por eso no queremos que juegue con nosotros”, ” María siempre está metiéndose con todo el mundo, así que no quiero invitarla a mi cumple”, ” Lucas está siempre portándose mal en clase, por eso la seño siempre lo está castigando”.

Con éstas frases observamos cómo a los niños, durante el proceso de socialización, evitan a aquellos iguales que tienen comportamientos agresivos o desadaptativos, de manera que rechazan a estos niños que se portan mal, sin ser conscientes de las consecuencias que ésto puede acarrear para el niño rechazado en un futuro. Este rechazo también se extiende hacia otros compañeros, ya que el niño que presenta mal comportamiento, comienza a ser etiquetado como “bruto” “malo” “el que pega a la gente”, y ésto no facilita precisamente las cosas.

Es casi imposible establecer una única causa para el mal comportamiento en niños, por lo que generalmente éste obedece a una naturaleza multicausal, y es por ello por lo que aparecen dificultades para su adecuado diagnóstico y tratamiento. La disciplina por parte de los padres actúa como una guía básica y fundamental para el comportamiento del niño/a tanto en el presente como en el futuro.

El estilo educativo democrático es el más recomendado por la mayoría de los profesionales. Este se trata de un estilo donde existe una disciplina y una serie de normas pero también respuestas de afecto en los momentos adecuados. Esto favorecerá en el niño/a la percepción de autoeficacia y reforzará su autoestima adecuadamente. Según diversos estudios, existen características de personalidad que hacen que algunos niños sean proclives a tener mal comportamiento. Unos rasgos donde dejen ver que el niño es impaciente e inmaduro puede hacer que éstos se encuadren dentro de éste grupo. Por otro lado el entorno escolar y social es muy importante en ciertas edades. El poder conseguir que el niño/a se relacione de forma adecuada tanto con niños como con adultos permitirá que éstos aprendan a cómo responder ante diversas situaciones sociales y desarrollarse adecuadamente.

Algunos consejos para evitar el mal comportamiento en niños:

Confía en tu papel como padre/madre: Es muy importante que seas consciente de que las normas y los límites los pones tú. Por tanto tú debes guiar la educación de tus hijos y establecer las normas de comportamiento.

No te muestres débil:  La dificultad de mantenernos firmes en nuestras decisiones, se debe a que en ocasiones se mezclan sentimientos de pena y culpa, lo que hace que no podamos ser consecuentes con las decisiones que tomamos.

 Celebra los buenos comportamientos: Nuestra tendencia a resaltar lo malo, nos hace olvidarnos de lo bueno que hacen nuestros hijos. Recuerda que siempre que alabes un comportamiento será más fácil que se repita, incrementando su probabilidad de ocurrencia en el futuro.

Apóyate si lo necesitas en un buen profesional:  La ayuda de un buen profesional que realice una buena evaluación y un tratamiento adecuado hará que el niño/a presente mejoras, evitando problemas en la adolescencia o edad adulta, por tanto no dudes en consultarlo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *