Mi hijo no come bien. 5 Claves para mejorarlo

En muchas ocasiones hacemos esta afirmación respecto a la conducta alimenticia de nuestros hijos o algún niñ@ que tengamos cerca . La alimentación es algo fundamental para el desarrollo en etapas infantiles, por lo que este es un tema estrella que preocupa a los padres cuando no se cumple satisfactoriamente.

Este problema acarrea situaciones negativas dentro del entorno familiar provocando disputas y discusiones, haciendo que el problema se prolongue en el tiempo. Ante todo deberemos mantener la calma de manera que nosotros mismos dirijamos la situación para poder dejar de decir “Mi hijo no come bien”.

Ante todo debemos tener en cuenta que no todos los niños de mismas edades son iguales ni tienen las mismas necesidades. Existen diferentes tipos de metabolismo, por lo que la evolución será diferente incluso entre hermanos de la misma familia. Este tema es bastante recurrente, ya que algunos padres cometen el error de pensar que si el hijo mayor siempre ha comido bien, el hijo menor deberá hacerlo también y viceversa.

Como ya se ha mencionado en otros artículos de esta web, las expectativas que creamos sobre nuestros hijos, los condicionan y nos predisponen a nosotros mismos a tener una imagen del niñ@ que en el caso de que choque con la realidad provoque  que nos enfrentemos a estos, a la hora de comer.

Si eres de los que suele decir  “MI HIJO NO COME BIEN”, aquí te dejo 5 Claves para poder mejorarlo:

 

1. APRENDE A DESDRAMATIZAR: Me gusta emplear este término en consulta cuando hablo con mis pacientes. Si dotamos a cualquier situación de excesiva importancia, nuestra toma de decisiones se limita, aumenta la ansiedad y disminuye tolerancia a la frustración, por lo que acabaremos agotándonos. El dotar de excesiva importancia a algo que no lo tiene, tan solo te hará tener visión de túnel e impedir que puedas solucionarlo.

2. ELIMINA LOS CASTIGOS NEGATIVOS: Por una sencilla razón, si para el niño ya de por sí la situación de comer es aversiva o le provoca rechazo, vamos a evitar añadir más negatividad a dicho momento. Es verdad que el castigo puede funcionar en situaciones puntuales, pero a la larga se ha comprobado que el refuerzo potencia los resultados y los mantiene en el tiempo, por lo que intentaremos que las situación sea lo más llevadera posible para ambos.

3. REFUERZA CADA LOGRO, POR PEQUEÑO QUE TE PAREZCA: El refuerzo es la clave del éxito, y para los niños mucho más. Cuando estos ven que a cambio de sus conductas pueden conseguir premios o recompensas, esto provoca un cambio de actitud hacia la consecución de objetivos y metas que le vendrá muy bien de cara al futuro. Empieza poniendo pequeños objetivos y reforzando de manera material para pasar a hacerlo verbalmente. Aquí puedes utilizar Programas de Economía de Fichas que ayudarán a plasmar los logros obtenidos de manera más visible.

4. HAZLE PARTÍCIPE DE LA SITUACIÓN: A los niños siempre les parece divertido y reforzante el hecho de poder colaborar en cosas que suelen hacer los adultos. Asígnale pequeñas tareas que él pueda hacer y que estén relacionadas con la situación de comer como por ejemplo:colocar platos, poner comida en estos, limpiar la mesa, etc. De esta manera, se verá partícipe de la situación y no aparecerá como un expectador pasivo el cual sufre, llora y patalea mientras los demás miran como lo hace. 

5. EVITA LAS ETIQUETAS: Etiquetar o denominar a un niño de una manera por el hecho de que haga o no haga una acción, hará que el problema se perpetúe. Cuando estamos diciendo “Mi hijo no come bien”, estamos dotando de una carga negativa a dicho niñ@ y haciéndole ver de forma inconsciente que eso precisamente, es lo que lo diferencia de los demás.Cuando un niño se da cuenta de que es catalogado como “El que no come” aprenderá que esto le distingue del resto por lo que difícilmente logre cambiar por sí mismo. Para evitar esto, nos focalizaremos en demostrarle  que todo comportamiento puede cambiar si ponemos empeño en ello.

fancycrave1 / Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *