TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO

     El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es un trastorno de ansiedad en el que aparecen obsesiones y compulsiones. Las obsesiones son pensamientos involuntarios que aparecen sin que la persona pueda hacer nada para controlarlos, es para que nos hagamos una idea, todo aquel pensamiento que “no te puedes quitar de la cabeza”. El contenido de las obsesiones generalmente es catastrófico y desagradable, pueden aparecer en forma de palabras o imágenes.
     
     Los rituales o compulsiones son acciones estereotipadas, que van desde lo simple hasta lo complejo. Éstas acciones son realizadas voluntariamente por la persona con la intención de remediar una posible catástrofe y/ o eliminar el malestar que le provoca la propia obsesión. Por tanto, los rituales serían aquellas conductas visibles y llamativas que nos hacen tener la certeza de que probablemente nos encontremos ante un TOC.


Existen varios tipos de TOC según las acciones que emplean para neutralizar los pensamientos:– Los que se lavan o limpian
– Los que comprueban
– Los que ordenan
– Los que repiten
– Los que acumulan
– Los que se aseguran de no hacer daño
– Los que comprueban mentalmente
– Etc.

     Las conductas de reaseguración son conductas en las que la persona se siente tranquila utilizando una fuente segura de información: ¿Cariño, he cerrado la puerta verdad?.

Los rituales en niños

    Es normal que los niños entre 4 y 8 años realicen rituales. Ésto forma parte del curso normal del desarrollo evolutivo de los niños, les ayuda a ejercer el control sobre los miedos evolutivos. (véase el apartado de miedos y fobias). Por eso a veces es difícil establecer la diferencia entre los rituales normales y los patológicos.Al igual que en adultos, los rituales en niños más comunes son los de contaminación y los de comprobación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *